¿Qué buscas?

Calendario

septiembre 2017
L M X J V S D
« jun    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Certificación policial, incumplida

•    Certificación policial, incumplida
•    En busca de la “unidad” priista

Marco Antonio Aguirre Rodríguez

Finalmente Arturo Bermúdez Zurita, el flamante secretario de Seguridad Pública del gobierno del estado de Veracruz, incumplió la certificación de los más de 21 mil policías que existen en Veracruz, para el próximo 31 de enero, como era el compromiso establecido en el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

El 4 de octubre pasado se cumplió un año de que se inició el programa Veracruz Seguro, el cual ha tenido que mantenerse a petición de los pobladores, e incluso de autoridades municipales, porque hasta ahora el gobierno del estado ha sido incapaz de proporcionar seguridad y confianza a la población.

En ese octubre del 2011, cuando se hizo la firma del convenio,  el Secretario de Gobernación federal, José Francisco Blake, frente al Gobernador Javier Duarte de Ochoa, enfatizó el fuerte rezago que existía en la certificación de las pruebas de confianza para los policías del estado de Veracruz, al haber solo 2 mil 234 elementos policiacos aprobados, de los 21 mil 35 registrados en la entidad.

Ahí se habló de establecer los centros de control y confianza policial que fuesen necesarios. Finalmente se instalaron tres en la entidad, uno dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública, otro de la Procuraduría General de Justicia del Estado y el tercero del Consejo Estatal de Seguridad Pública.

¿Porque los tres centros no pudieron realizar el trabajo que tenían encomendado y para el cual supuestamente tenían capacidad sobrada?.

Hay versiones salidas de la misma SSP de que los recursos destinados para los centros de certificación y control fueron desviados hacia otras actividades, ¿puede la Contraloría General del Estado validar que esto es falso?.

La certificación lenta y con brincos numéricos se aprecia en el seguimiento de los números que se van proporcionando.
El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en el Avance de Evaluaciones de control confianza a personal en activo Estatal y municipal del 2010 al 31 de julio de 2012, anota que la certificación en Veracruz se le dio a 8,290 elementos.

Esto es un 39.41 por ciento de los 21 mi 35 que había registrados en el 2011.

Para el II Informe de Gobierno de Javier Duarte de Ochoa, el gobernador de Veracruz, la cifra ya era de 8,750 elementos, de los cuales 7,744 correspondían a policías preventivos.

Sin embargo la cifra no cuadra, porque la Procuraduría General de Justicia, en el mismo Informe, asienta tener a 1,461 personas certificadas, lo que suma 9,205, número superior al reportado por el Gobernador.

¿Quién falseó los datos?, ¿el Procurador o el Secretario de Seguridad Pública?.

En dos meses y medio el número creció en casi mil personas.

A ese ritmo para los más de 12 mil policías que faltaban por capacitar se requerían dos años más, por lo menos.
Lo siguiente fue una muestra de cómo se hacen brincar los números en esto de la certificación de policías.

El noviembre 20, un mes y 5 días después del Informe de Gobierno, el Secretario Arturo Bermúdez dijo que se tenía certificados a 12 mil 950 policías, que representaban el 45 por ciento de las fuerzas activas y que se habían dado de baja a 2 mil 200 malos elementos.

El número creció en 4,200; más que octuplicó las capacidades anteriores.

Pero aún con ese supuesto incremento de actividad se veía difícil cumplir con la meta de los más de 21 mil policías certificados en Veracruz.

Pero aún así Arturo Bermúdez en ese momento se atrevió a decir que para diciembre estarían certificados el 90 por ciento de los elementos y que en enero 31 se tendría al total.

En menos de dos meses y medio harían lo que no hicieron en el año y medio previo.
Pero no.
Ni aún a fuerza de balandronadas quedaron cerca de cumplir la meta.

El último corte de elementos policiacos certificados está en 15 mil, de los más de 21 mil que existen, lo que representa el 71% del total, según declaración de Arturo Bermúdez del 18 de enero.

Esto es que en un lapso de dos meses se certificaron a cerca de dos mil policías. Esto es también otra muestra de cómo le brincan las cifras oficiales a la Secretaría de Seguridad Pública.

Les faltaron más de 8 mil para lograr la meta.

Pero en fin, en esa ocasión el Secretario de Seguridad Pública afirmó que son 2,500 las personas que han sido despedidas por no pasar las pruebas de control y confianza.

Entonces, ¿si se han realizado 15 mil validaciones y de estas 2,500 han sido negativas, significa que sólo hay 12,500 elementos que si pasaron los exámenes de control y confianza?.

Y todo según números oficiales y declaraciones de funcionarios públicos.

Según la referencia del 20 de noviembre, de los 21 mil policías que hay en Veracruz, seis mil 500 son estatales, seis mil 500 son municipales, seis mil auxiliares y dos mil agentes de seguridad privada.

Ahora, Arturo Bermúdez, afirmó que se requerirán otros 8 meses para certificar a los policías que faltan.

¿Ahora sí podrán?, ¿los recursos para los centros de certificación y control no se desviaran para el pago de viáticos y gratificaciones?.

A los terrenales nos gustaría conocer cuál es el manejo de los centros de certificación durante el 2012, por lo menos, para ver como han operado y sus avances.

¿O esos serán números secretos?.

LA “UNIDAD” PRIISTA

Entre la cúpula priista existe una actividad intensa para demostrar una unidad que les hace falta con urgencia.
La muestra la quieren hacer ante los recorridos que los representantes del CEN del PRI realizan buscando nombres para postular en las elecciones de este año, ante la poca confianza que tienen en las nominaciones salidas de Palacio de Gobierno.

En Boca del Río el gobernador Javier Duarte de Ochoa se reunió en público con varios priistas que buscan la nominación para un cargo de elección popular, entre los que estaba Raúl Zarrabal, a quien consideran el casi amarrado para la presidencia municipal de Boca del Río, junto con Sergio Pazos Navarrete, director de la Oficina de Visitantes y Convenciones del Gobierno del estado, e igualmente aspirante a la presidencia municipal de Boca del Río, además de que también estuvo ahí el periodista Tonatiuh Pola, de Telever, junto con José Ruíz Carmona.

Esas son las cartas que Javier Duarte quiere jugar para Boca del Río.

Pero esos no son los nombres que se manejan en el CEN del PRI mueve para Veracruz ciudad.

En Córdoba hicieron un juego similar, con la diferencia de que ahí mandaron a Erick Lagos a realizar el trabajo de “conjunción”.

Javier Duarte ya no asistió

Los que estuvieron en la mesa del café, dejándose ver unos al lado de los otros son:
Juan Antonio Nemi Dib, Juan Manuel del Castillo, Marco Antonio Aguilar Yunes, Héctor Yunes Landa, Gerardo Buganza Salmerón, Erika Ayala, Francisco Portilla Bonilla, Octavio Lara Báez, Francisco Rangel Cáceres, Ricardo Barreda, Martín Becerra y Sergio de la Llave Migoni.

Ahí están algunos aspirantes a la presidencia municipal y a la diputación local.

Pero igual, tampoco está el nombre que se contempla en México para postular a la presidencia municipal.

EMILIO CARDENAS

El sábado por la tarde falleció Emilio Cárdenas Cruz, un hombre que forjó historia en el periodismo veracruzano y raíz de una estirpe periodística.

Para su familia, solidaridad y el pésame.

Para el gremio periodístico, el recuerdo de quien hizo historia.

Descanse en paz don Emilio.