¿Qué buscas?

Calendario

octubre 2017
L M X J V S D
« jun    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

LOS REPORTEROS SOMOS NOTICIA

LOS REPORTEROS SOMOS NOTICIA

 

Lorenzo Franco Aranda

tajingrandioso@gmail.com

Telcel (2281) 07 81 68
No. 596         09/04/16

 

LOS LAVADEROS DE XALLITIC

– Nuestro agradecimiento al colega comunicador Miguel López Contla, por haberos enviado este candente tema abordado por el periodista Sergio Sarmiento en su reciente columna “Jaque mate”, publicada en el periódico capitalino Reforma con el título de “Papeles sin papeles”.

 

Los llaman los Panamá Papers, pero lo curioso es que no hay una sola hoja de papel. El escándalo surge de la filtración de 11.5 millones de documentos electrónicos de una firma de abogados de Panamá llamada Mossack Fonseca.

 

La filtración es gigantesca, 2.6 terabytes de información, 1,500 veces más que los 1.7 gigabytes de Wikileaks. Durante meses, o incluso años, estará saliendo información de investigadores o periodistas que examinen estos documentos electrónicos.

Mucha de la cobertura de medios ha partido de la suposición que cualquiera en las listas es un criminal. Se les acusa de evasión fiscal o de lavado de dinero, pero no encuentro hasta el momento información que lo compruebe.

 

La filtración parece incluir no sólo datos de clientes, sino de prospectos. Por eso estamos escuchando tantos desmentidos de personajes que dicen que nunca abrieron una empresa a través de Mossack Fonseca.

 

Negarlo a pesar de haberlo hecho sería un suicidio, cuando todos saben que la información ha sido filtrada a medios de comunicación del mundo entero.

Abrir una empresa o fideicomiso offshore no es un delito, ni siquiera si se hace en un paraíso fiscal, que no es otra cosa que un país con impuestos más bajos.

 

Lo hacen cotidianamente miles de personas y sociedades en el mundo y por razones muy diversas. Mossack Fonseca no es, por otra parte, la única firma legal que lo hace. Cientos de despachos en decenas de países lo hacen de manera habitual. Las razones son las mismas que se utilizan para abrir empresas estadounidenses en el estado de Delaware. Hay ventajas fiscales y hacerlo no es ilegal.

 

La misma razón lleva a cientos de capitalinos a emplacar sus vehículos de lujo en Morelos, en vez de la ciudad de México. Es más barato, ya que no hay tenencia en Morelos y no es ilegal. Lo mismo ocurre con los barcos.

 

Es más barato registrar un barco con actividad internacional en Panamá y es perfectamente legal. Los barcos pagan derechos de puerto y demás gravámenes en cada país, pero el abanderamiento se hace en Panamá o en Liberia.

 

Por lo mismo, buena parte de las lanchas y yates de Estados Unidos y también de México, tienen registro en Arizona, un Estado desértico, sin costas. ¿Por qué? Porque es más barato y porque no viola ninguna ley.

 

¿Me estoy atreviendo a decir que no hay casos de evasión fiscal o de lavado de dinero en 11.5 millones de documentos de miles de firmas creadas por Mossack Fonseca?

 

Supongo que sí, pero es probable que la mayoría cumplan con las leyes nacionales e internacionales. Si una persona ganó una cantidad de dinero en su país de origen y decide establecer una empresa o un fideicomiso offshore, tiene todo el derecho de hacerlo. Esto no lo convierte en delincuente.

 

Me dicen, por otra parte, que el costo no es elevado. En los casos más sencillos, la empresa se crea llenando un machote con un costo de unos 100 dólares. Sale más caro adquirir un pasaporte mexicano (que también puede usarse para delinquir)

 

Las filtraciones van a destruir sin duda el negocio de Mossack Fonseca. Supongo que ése era el propósito real de la filtración, probablemente hecha por un ex empleado molesto.

 

La firma ya no podrá atraer clientes y quebrará. Habrá también investigaciones en torno a muchos de los exhibidos. Supongo que los políticos tendrán dificultades para comprobar el origen del dinero, pero los empresarios simplemente deberán comprobar que pagaron los impuestos debidos en sus países de origen.

 

Lo que no desaparecerá será el registro de empresas y fideicomisos offshore, por lo menos no mientras sean legales. Pero el costo al comercio y a las actividades económicas internacionales de prohibirlos, sería enorme.

 

LENGUA EN CHILTEPIN 

 

– En su popular sección “Cápsulas políticas y algo más”, el diario digital Crónica del Poder dio a conocer hace poco esta trivia:

 

De las siguientes colaboradoras de Crónica del Poder, ¿Quién considera que es mejor analista política? A) Zaida Lladó Castillo. B) Brenda Caballero. C) Miriam Gracia Magaña.

 

– En su leída columna, la comunicadora Natalia González Villarreal publicó en el popular periódico porteño Notiver, este comentario:

 

Anoche (lunes 5) se confirmó lo que trascendió meses atrás: Joaquín López Dóriga se despidió del noticiero estelar de Televisa, luego de estar varios años al frente.

 

Como parte de su despedida, se realizó un recuento de su trayectoria al frente de dicho espacio. Lo que no dijo “el teacher” es quién lo sustituirá, ni cuándo.

 

El periodista ha tenido la inteligencia de crear una plataforma paralela en redes sociales, con su nombre como marca. Igualmente,  ha incursionado con gran éxito en el nuevo mundo de los YouTube’rs, por lo que continuará siendo un “influencer”, pero ahora en el ciberespacio.

 

– Será el viernes 22 de abril cuando se presente en el auditorio “Sebastián Lerdo de Tejada” del Palacio Legislativo el libro “Un hombre de palabra”, editado por la UPAV en memoria de quien fuera su fundador, el maestro Guillermo Héctor Zúñiga Martínez, con motivo del primer aniversario de su sentido fallecimiento.

 

La obra literaria será presentada por Víctor Murguía Velasco, director del emblemático Diario de Xalapa, junto con José Raúl Ferrer Rivera y Enrique Mendoza Filidor, a partir de las 18:00 horas.

– En fecha reciente, el diario digital Crónica del Poder le “mató un pollo” a la CEAP, con este comentario:

 

Buena tercia de colaboradores la que ahora labora en la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas. Como presidenta, la experimentada periodista, exitosa conductora de “Radio Hit” en Coatzacoalcos durante 12 años, Benita González Morales, quien la lleva bien con todo mundo.

 

Como Secretario Ejecutivo, el preparado maestro Geiser Manuel Caso Molinari, con una larga carrera en Derechos Humanos en el Estado y como directora de Capacitación y Difusión, la siempre alegre, atenta y cordial, “La Tierna” Mabel Torres Rivera. Cuentan con buena imagen y excelente ambiente de trabajo

 

– El miércoles 06, el góber Javier Duarte de Ochoa tomó protesta a Alberto Silva Ramos, como titular de la CGCS  y a Gerardo Mancilla, secretario de Desarrollo Económico y Portuario, respectivamente.

 

En la Sala de Banderas de Palacio de Gobierno, el mandatario estatal agradeció su gran desempeño a Erick Porres y Juan Octavio Pavón, ex titulares de estas dos áreas.

 

Duarte agregó que estos cambios darán seguimiento a los temas que interesan  Veracruz.

 

– Con la presencia de Ivonne Ortega y Margarita Zavala -ambas aspirantes a ser candidatas del PRI y del PAN a la Presidencia de la República en 2018- el  miércoles 06 de este veleidoso abril, se llevó a cabo el foro donde cien mujeres líderes intercambiaron ideas sobre temas relacionados con la equidad, la solidaridad y el trabajo en equipo, entre otros muchos.

 

El evento fue convocado en el marco del Día Internacional de la Mujer por el periódico capitalino El Universal, dentro de los festejos previos a su primer centenario, que celebrará con bombo y platillos el próximo año.

 

– La Universidad de Guadalajara albergará la única radiodifusora en lengua wixárika de Jalisco; estará ubicada en San Andrés Cohamiata, municipio de Mezquitic y transmitirá música y contenidos para los indígenas wixaritari en el segundo semestre de este año, informó el rector de la UdeG, Itzcóatl Tonatiuh Bravo

 

“Esta será una oportunidad única para que la comunidad universitaria y los jaliscienses descubran una cultura ancestral rica en tradiciones y para conservar viva esta lengua”, agregó el académico.

 

Por su parte, la directora de la Red Radio UdeG, Julieta Marón, dijo que con la emisora wixárika, esta universidad contará con ocho estaciones transmitiendo en la entidad (Ameca, Autlán, Colotlán, Ciudad Guzmán, Puerto Vallarta, Lagos de Moreno y Guadalajara) además de Señal Global UdeG, que se transmite por internet.

 

– En su buscada columna “Mira política”, que publica en Diario de Xalapa y en periódico en línea Al Calor Político, la bien enterada Lupita Mar hizo hace poco este comentario:

 

Insuficiente resultó el auditorio de Radio de la FACICO/UV y como hacía mucho tiempo no se le veía así de lleno, cuando el jueves 07 -con la presencia del escritor y periodista investigador Ricardo Ravelo Galo- presentó su octavo libro “Ejecuciones de Periodistas: Los Expedientes”, que una servidora junto con los maestros Francisco Blanco Calderón y José Luis Cerdán Díaz, tuvimos el honor de presentar.

 

Me detengo a recomendar la lectura del libro, porque además que consigna una época de violencia e impunidad en Veracruz, es un trabajo periodístico donde no hay tendencias o colores, sólo evidencia obtenida por la recolección de datos directamente de los archivos policiacos, de entrevistas a los familiares y amigos de los seis periodistas asesinados, así como de otros tres que fueron “levantados”, sin que hasta la fecha se sepa en dónde se encuentran.

“Ejecuciones de Periodistas: Los expedientes” contiene la narración de los asesinatos de periodistas en Veracruz, captados desde las actas policiacas mismas, en donde no deja de sorprender la saña y rabia excesiva con que los mataron, en medio de la más absoluta impunidad.

 

Porque el silencio no cabe en este caso, es que estos asesinatos no deben quedar en el olvido. Debemos pugnar porque continúen las investigaciones y que se ponga a trabajar la famosa CEAPP, la Fiscalía General del Estado y la Fiscalía Especial para la Atención de los Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión.  

 

– Continúan pasando en el noticiero nocturno de Televisa, imágenes de la trayectoria periodística de Joaquín López Dóriga. Si cualquier día de éstos se informa de su relevo, ¿quién de los siguientes comunicadores cree usted que sea el nuevo titular del noticiero?: A) Denise Maerker, B) Carlos Loret de Mola. C) Raúl Peimbert.

 

– Nueve importantes medios informativos del Estado quedaron fuera del catálogo del OPLE, por no entregar a tiempo sus propuestas de publicidad, de manera que no podrán ofrecerles sus espacios a los candidatos que participen en el proceso electoral para que ellos expongan sus plataformas de campaña.

 

Sobre el tema, la consejera Tania Celina Vásquez Muñoz, presidenta de la Comisión de Medios de Comunicación y Monitoreo a Medios Informativos, señaló que dicho padrón quedó conformado por 66, mismos en los que los contendientes podrán exponer sus propuestas para conseguir el apoyo de los electores.

 

– Desde este espacio enviamos sinceras condolencias a familiares, amigos y colegas del recién fallecido periodista Hipólito Cuevas Martínez, deseándoles pronta resignación ante los designios del Ser Supremo.

 

Al respecto, el diario digital Crónica del Poder elaboró esta semblanza: El estimado comunicador Polo Cuevas -quien en agosto próximo cumpliría 70 años de edad- se inició en el periodismo hace muchos años, durante el sexenio del gobernador Rafael Murillo Vidal, cuando él y su compadre Melitón Morales Domínguez se quedaron con el diario El Correo de la Noche, fundado por Enrique Olivera Arce.

 

Como es sabido, en los años recientes Polo colaboraba con Orlando García Ortiz como Director Operativo en su semanario Newsver y escribía su columna “Alto Poder” en el diario digital Crónica del Poder y en otros medios impresos y digitales.

 

Cuevas Martínez fue Jefe de Prensa de la Legislatura del Estado, siendo Amadeo Flores el titular. Una persona atenta, con oficio periodístico y muy estimado fue el buen Polo. Era miembro de las asociaciones APEVER y “Otero Ciudadano”.

ATRIO DE LA CATEDRAL

 

– Agradecemos al dinámico comunicador cordobés Carlos Alberto Duayhe Villaseñor el envío de esta colaboración, donde aborda un tema de interés general.

 

La percepción del cuidado del agua ha cambiado  al menos desde la década de los ochentas en México, gracias al controvertido proceso educativo, el cual   proporciona  una cultura en torno a este compuesto único de la naturaleza.

 

Los niños y jóvenes -gran mayoría poblacional- sin mayores distingos de condición económica ostentan una irreversible defensa sobre sus diferentes usos y tratamientos, lo cual hay que agradecer a los maestros que al menos en eso no han fallado y también a los padres de familia, e incluso a los medios de comunicación, de los cuales se nutren.

 

Es en las aulas escolares donde se insiste en el uso racional de este recurso y así lo pregonan día con día en comentarios, prácticas, juegos y festivales.

 

El uso del vital líquido es de orden individual, social y público; está garantizado en la Constitución (artículos 27 y 4) la Ley de Aguas Nacionales y  otros múltiples ordenamientos, derivados de acuerdos internacionales.

 

La mitad de nuestro territorio nacional es desértico o semidesértico; en la zona centro y sur, la devastación de bosques y selvas está a la orden del día, lo cual afecta el suministro. Hay que ir al sureste y ver, nada más.

 

En México se extraen anualmente 82 mil millones de metros cúbicos de agua  por año, de los cuales el 76 por ciento se destina a actividades agropecuarias; 9 por ciento, para uso industrial; 14 por ciento, al abastecimiento público -la mayor parte a ciudades de alta densidad poblacional como México, Puebla, Tlaxcala, Guadalajara, Monterrey, Tijuana, Ciudad Juárez- 5 por ciento en las termoeléctricas,  de acuerdo con la Comisión Nacional del Agua.

Otros indicadores establecen que el 63 por ciento del agua utilizada en el país proviene de siete lagos (Chapala, Cuitzeo, Pátzacuaro, Yuriria, Catemaco, Nabor Carrillo y Tequesquitengo) y mayormente, de siete ríos (Grijalva, Usumacinta, Papaloapan, Coatzacoalcos, Balsas,  Pánuco, Santiago y Tonalá) el resto, de manantiales subterráneos.

Metrópolis como la del Valle de México (con más de 20 millones de habitantes) ¿qué harían sin los ríos y lagos del occidente? En la mayor parte de las viviendas, basta con abrir las llaves y encontrarla, algo inusitado.

Por eso, no hay que desdeñar observaciones de la OCDE. En uno de sus últimos estudios sobre desperdicio del agua en las urbes mexicanas  señala  que  la capital del país pierde 40 por ciento diario en fugas y Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, 70 por ciento,  en gran medida por una infraestructura de más de 60 años.

 

En tratamiento de aguas residuales la ciudad de Veracruz es de las más atrasadas, con un 70 por ciento sin ese servicio.

 

Nuestro país ha de avanzar mucho más en el abastecimiento de agua potable, sobre todo en la zona sur del territorio, en donde paradójicamente se recibe  la mayor parte de agua de lluvia y están los ríos más caudalosos.

 

De la contaminación de los ríos y lagunas, el índice es bastante alto; sobre todo en las cuencas del río Lerma, que abastece a la zona de mayor demanda, el Valle de México. No se quedan atrás las que surten a urbes como Guadalajara, Monterrey y Puebla.

 

Los cuerpos de agua se ven muy afectados por descargas industriales y municipales. Los más de 100 elementos químicos de la tabla de Mendeleiev aparecen con singulares cantidades en la mayor parte de esos cuerpos de agua, sea en Coatzacoalcos, o en el Lerma como bien lo han documentado las universidades públicas, cuyos estudios, muchos, duermen en las bibliotecas o en las páginas web.

 

Las autoridades más involucradas en atender estos problemas son las federales, porque en Estados y municipios hay poco interés políticos y de responsabilidad ambiental.

 

CAMINANDO POR ENRIQUEZ

 

– Por ser un tema de actualidad, reproducimos este artículo de Jorge Ramos Ávalos, publicado en fecha recete en el periódico capitalino Reforma, con el atractivo título de “El odio es contagioso”.

Nadie me lo contó. Yo lo viví. Primero, Donald Trump me dijo: “Regrésate a Univision” -que son palabras cargadas de odio- y pocos segundos después, tras haber sido expulsado de una conferencia de prensa en Iowa, uno de los seguidores de Trump me gritó: “Lárgate de mi país”.

 

Interesante su comentario porque, al igual que él y Trump, yo también tengo pasaporte de Estados Unidos. Estoy convencido que si Trump no me hubiera dicho nada, su simpatizante tampoco me habría gritado e invitado a salir de Estados Unidos. El odio es contagioso.

 

Desde que Trump lanzó su candidatura presidencial el 16 de junio del año pasado, he notado muchas muestras de odio en contra de inmigrantes en Twitter y Facebook.

 

Cada vez que escribo un comentario, publico una columna o participo en una entrevista, mis cuentas se llenan de ofensas y groserías, que no había escuchado en mis 33 años en Estados Unidos.

 

Trump ha creado un espacio que es el paraíso de los troles; activa y legitima los prejuicios de muchos estadounidenses. Esto se llama teoría de la activación.

 

Lo aprendí de un magnífico artículo de Sanam Malik, del Center for American Progress. “Cuando figuras públicas en posiciones de influencia promueven el odio, algo dañino ocurre”, escribió Malik. “Ellos legitiman conductas socialmente inaceptables, normalizan el odio y por lo tanto, promueven la violencia”.

Primero fue Trump quien dijo una total falsedad: “Cuando México envía a su gente, no están enviando a los mejores. Ellos traen drogas. Ellos traen el crimen. Son violadores. Y algunos, supongo, son gente buena”.

 

Ahora, muchos estadounidenses están repitiendo esas mentiras. (Sí, son mentiras; la gran mayoría de los inmigrantes mexicanos en Estados Unidos no son narcotraficantes, criminales o violadores).

 

El mismo efecto negativo también podría ocurrir contra los musulmanes que viven en Estados Unidos. Trump llamó el 7 de diciembre por un “cierre total y completo a los musulmanes que quieran entrar a Estados Unidos”.

Es decir, Trump quiere hacer de la discriminación religiosa algo oficial y propone prohibir la entrada a 1,500 millones de musulmanes en el mundo. Poco después, en marzo de este año, dijo a CNN: “Creo que el Islam nos odia”.

Las palabras importan. Tienen consecuencias. Ese tipo de discursos sólo refuerza los estereotipos y prejuicios que algunos estadounidenses ya tienen contra los musulmanes.

 

El número de ataques de odio contra musulmanes en Estados Unidos se ha triplicado -38- desde los actos terroristas en noviembre pasado en París, según un estudio de la universidad estatal de California en San Bernardino, publicado por The New York Times y citado en el artículo de Malik.

 

Es muy peligroso cuando un candidato presidencial ataca a un grupo étnico -como Trump lo ha hecho contra inmigrantes mexicanos y contra musulmanes- porque sus seguidores pueden seguir su ejemplo o, peor, actuar con violencia contra ese grupo. Y no veo, por ahora, ninguna disminución en ese tipo de discursos.

Esta es una de las campañas presidenciales más divisiva y radical que me ha tocado cubrir como periodista. Y si no hacemos bien nuestro trabajo, el riesgo para el país es enorme.

 

Tenemos que hacer preguntas más duras a Trump, más repreguntas y retarlo constantemente. Hay que denunciar, y con fuerza, cualquier expresión de racismo y sexismo, venga de donde venga.

 

Como reporteros, no podemos cometer los mismos errores que antes de la guerra en Irak, en marzo del 2003. Debimos haber presionado mucho más al entonces presidente George W. Bush para que explicara dónde estaban las supuestas armas de destrucción masiva y para que hablara de sus planes después de la invasión. Miles de muertos después, todavía hoy estamos sufriendo los efectos de esa mala aventura militar y de nuestras pocas preguntas.

Igual ocurrió en Venezuela en 1998. Hugo Chávez ganó las elecciones presidenciales con muy poca resistencia de la prensa; gobernó como un caudillo y se atornilló en el poder, hasta su muerte en el 2013. El fenómeno mediático de Chávez en Venezuela tiene muchos puntos en común con el de Trump en Estados Unidos.

 

Trump -como el fallecido Chávez- está usando el odio para avanzar políticamente. Trump lo ha hecho contra inmigrantes mexicanos y musulmanes; Chávez lo hizo contra sus opositores políticos y todo aquel que no pensaba como él. Y una vez que el odio se contagia, es muy difícil sacarlo del corazón.

Blanca Arroyo arroyo jimenez
arroyojb@hotmail.com

Para

Agregar un mensaje o arrastrar un archivo aquí
{3}
{3}
{3}
{3}
{3}
{3}